martes, 11 de junio de 2013

LA PRIMAVERA

          
   Abrí la puerta del amor, un día,
cerrada a la ilusión con un candado,
quité el cerrojo de mi ayer aislado,
corrí el pestillo de mi fantasía.

    Silencioso otro viento recorría,
la estancia donde estaba yo acostado,
tendido en el colchón de mi pasado,
dormido en mi dolor, y oscurecía.

    Me asomé, sin querer, a la ventana
dejé que galopara mi locura,
por la verde pradera, ayer lejana,

vibrante de color y de frescura,
y mis ojos se abrieron al mañana,
y allí estaba tendida la hermosura.



   Y  brillaron sus labios al relente,
que de noche en la hierba se acostaba,
la luna llena se desmelenaba,
dejando su color sobre el ambiente.

   El rio va bajando lentamente,
respirando en su cauce se embriagaba,
del agua cristalina que llevaba,
prisionera de amor en la corriente.

  El chopo guiña el ojo,  tembloroso,
a la luna que duerme en la ribera
tendida en su ramaje prodigioso.

   Se agita el corazón de la pradera,
descubre el pecho singular y hermoso
al amor de una nueva primavera.





                       O.Z.M.

10 comentarios:

  1. Siempre me resulta agradable hacerte una visita cuando publicas alguno de tus sonetos, pero no siempre encuentro las palabras adecuadas a lo que he leído. Me conformo con saludarte de nuevo desde mi mejana

    ResponderEliminar
  2. La primavera se engalana aún más si cabe, con estos, tus preciosos sonetos, amigo Olegario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Olegario...

    Divinas letras en tu romántico poema,
    le dan más color a la bonita primavera.

    ¡¡¡ muy precioso !!!

    un beso

    ResponderEliminar
  4. Hola Olegario.
    Te aseguro que nunca he visto una primavera tan hermosa como la que nos pintas en tus bellos versos, gracias.
    Que tengas una buena semana.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  5. Hermoso canto a la primavera justo a las puertas del verano, pues aunque no es la fecha todavía, por las temperaturas se hace cercano. ¡Felicidades!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. HOLA OLEGARIO: IMPACTANTE TU TEMA DE LA PRIMAVERA, ES LA ANTESALA AL INICIO DEL AMOR.-}
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  7. Perfecto poema, a mi con respecto a la primavera lo único que se me hubiera ocurrido es eso que dicen de que "La primavera la sangre altera", claro que eso debía de ser cuando yo era más joven.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Olegario, es muy cierto que sí se diera un Nobel en la red para los blog de poesía... sin duda ninguna te le llevarías tú, o si El Parnaso existiera... el mismo Virgilio pondría una corona de laurel sobre tu cabeza, coronándote como el mejor poeta de sonetos. Sí uno es bueno, el siguiente es si se puede aún mejor, entonces sientes en el alma algo muy lindo que te emociona, y puede ser desde la más maravillosa de las estrellas, hasta la humilde tabla que flota a la deriva en una tempestad, y alguien se aferra a ella...¡logrando salvase!

    Amigo Olegario, con ese don que tienes para la poesía, acrisolas sentimientos, que pueden hacer mucho bien, sí se lee desde el alma. Me quedo con estos versos que desbordan sentimientos, y tienen una filosofía de la vida, toda llena de luz.

    tendido en el colchón de mi pasado,
    dormido en mi dolor, y oscurecía.

    Me asomé, sin querer, a la ventana
    dejé que galopara mi locura,
    por la verde pradera, ayer lejana

    Un abrazo con cariño.

    ResponderEliminar
  9. me encanta haberte encontrado

    ResponderEliminar
  10. Olegario, como estamos, espero que bien.
    Precioso poema como todos los tuyos.
    Bellas palabras para la primavera.
    Un fuerte abrazo y hasta pronto.

    ResponderEliminar