sábado, 11 de mayo de 2013

ATARDECER



    Jirones de una nube desprendida,
algodones de amor en el vacío,
cayendo silenciosos,  cual rocío,
sobre la  rosa en el jardín dormida.

   Sus pétalos sintieron enseguida,
el fresco atardecer, escalofrío,
de su propio perfume, que en el rio,
bajaba respirando su ambrosía.

   Olores disfrazados  de belleza,
sobre el agua cantando de alegría,
llenaban de pasión Naturaleza,

y también, sin querer, el alma mía,
dejaba en la corriente, con presteza,
suspiros de ilusión y fantasía.


 
  El valle estaba verde, recostado,
al pie de la montaña  portentosa,
que ofrece un blanco albino, en su orgullosa
cabellera desnuda, al viento alado.

   Se escucha el claroscuro iluminado,
crepúsculo en la cima nebulosa,
perfil callado de color de rosa,
sobre el gris de la roca dibujado.

   Canta el  olivo en su habitual ladera,
y el cerezo se esconde en la espesura,
que la tarde, al morir, le propusiera.

   La rosa escapa a su gentil frescura,
escondiendo su risa placentera,
detrás del corazón de su hermosura.



                      O.Z.M.

14 comentarios:

  1. Lo que yo daría por saber escribir poemas como tu, pero no es posible, lo mío siempre ha sido los inventos, los descubrimientos, las chapuzas... de esto último en mi casa hay a montones.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. De alguna forma, Olegario, me has hecho sentir y vivir ese atardecer a medio día transportado en alas de tu verbo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Olegario, continuas siendo el trovador de los sonetos, son maravillosos el lirismo se desborda en cada verso, y vives y bebes de esa paz presentida donde todo invita a la serenidad, a la calma, a la belleza en un atardecer lleno de armonías... si ya lo dijo Fray Luis de León " Que descansada vida la que huye del mundanal ruido..."

    "Olores disfrazados de belleza,
    sobre el agua cantando de alegría,
    llenaban de pasión Naturaleza,

    y también, sin querer, el alma mía
    dejaba en la corriente, con presteza,
    suspiros de ilusión y fantasía."

    Eso mismos son los sentimientos que se desbordan al leer tus sonetos...suspiros de ilusión y fantasía en el crisol del alma.

    Un abrazo con brisas de luz

    ResponderEliminar


  4. La mejor medicina para el corazón,
    es que lo llenemos de amor.
    Te entrego las primeras gotas de rocío
    para comenzar a cuidarlo...
    ...no te olvides de recogerlas.
    Entre ellas se encuentra
    una semilla de felicidad!!

    Que este sea un delicioso
    comienzo de semana para ti!!

    (La rosa despide la tarde, mientras le sonrie al ocaso de la sabíduria que tras la hermosura se esconde...

    Al igual que siempr leerte es uhn deleite para los sentidos)

    Atte.
    María Del Carmen



    ResponderEliminar
  5. Es un placer leer tus sonetos, gracias por compartirlos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Los que sabemos lo que cuesta ligar las palabras,nos asombra tu destreza con los sonetos. Todo un placer
    Saludos
    Piedra

    ResponderEliminar
  7. leerte me hizo recordar a Becquer

    ResponderEliminar


  8. La vida no es solo respirar y alimentarse es algo más, como compartir sentimientos que genera la amistad como lo estamos haciendo en este momento.
    En el que yo te felicito por la ternura que hay en cada una de las palabras expuestas en tus textos, sean poéticos, de vivencias o cualquier otro contenido con tan excelsa exquisitez, para deleite del pensamiento.

    Feliz y agradable fin de semana, para ti y familia!!

    Un abrazo
    y un te aprecio
    más allá del tiempo y la distancia.

    Atte.
    María Del Carmen


    ResponderEliminar
  9. Preciosos tus dos sonetos mi querido Oligario.
    Me ha encantado pasearme por tus bellas letras.
    Gracias
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  10. Unos sonetos maravillosos Olegario. No sabes cuanto envidio esa destreza que tienes para crearlos.
    No creas que me he olvidado de ti, lo que pasa es que ultimamente estoy inmersa en un mundo un poco negro debido a las ultimas noticias de mi familila.

    Un fuerte y calido abrazo

    ResponderEliminar
  11. Olegario, cuando he leído tu primer poema hasta me ha dado la sensación de ser esa hoja verde que recibe el rocio y se refresca contenta.
    Que bellas palabras, amigo y que forma de decirlas.
    Gracias por lograr que leamos cosas tan bonitas.
    Un fuerte abrazo y hasta pronto.

    ResponderEliminar


  12. Que cada día de tu vida sea más bello que el anterior
    y que nunca te falte la ilusión de un nuevo amanecer.

    Feliz despertar a este domingo vestido de cielo, calzado
    de simpatía, mientras es peinado con hilos de madreselvas...

    Un breve abrazo,
    adueñado del sentimiento.

    Atte.
    María Del Carmen



    ResponderEliminar


  13. Esta mañana después de levantarme y cuando ya me disponía a salir a la calle, me asaltó la indecisión, de no saber que ponerme...

    Y de pronto el niño que aún llevamos dentro me sugirió que me vistiera de felicidad, ya que así cuando me encontrara con los amigos la podría compartir...

    No sé si ha sido una idea afortunada o no, pero el hecho es que aquí estoy esperando que la aceptes a través del silencio de las palabras, que son el portavoz de mis sentimientos...


    Quisiera que mañana al despertar, el alba te pintará un paisaje lleno de caléndulas de mi parte para ti!!


    Un abrazo de despida bajo la alameda de los ruiseñores...


    Atte.
    María Del Carmen




    ResponderEliminar
  14. Escucho tu soneto que canta al ritmo de tus emociones, son melodías para los sentidos.

    Un placer estar en tu blog, Olegario.

    Muchas gracias por devolverme la visita a mi blog, estaré encantada de que, siempre que quieras, vuelvas a mi rincón.

    Un beso.

    ResponderEliminar