miércoles, 6 de marzo de 2013

EL SUEÑO


      Cuantas veces soñamos en la vida,
despiertos por demás, y en la cordura,
dibujando, al azar,  una aventura,
que hacemos realidad casi enseguida.

    Nos ponemos el traje de partida,
colocamos  la vista en la hermosura,
bailamos en el hall de la ternura,
y amamos sin cesar en nuestra huida.

   Nos sobra la ilusión y fantasía,
escondemos la edad entre las flores,
juntamos corazón y lozanía,

dejamos resbalar nuestros amores,
por la rampa que lleva a la alegría,
dejando en el bolsillo los sudores.


 Y amamos la belleza, donde quiera,
la noche la encontramos estrellada,
el alba es una esposa enamorada,
rendida  a nuestros pies sobremanera.

   No existe  una tristeza verdadera,
ni tampoco una senda mal trazada,
ni piedra en el camino atravesada,
que pueda destrozar nuestra carrera.

    Tenemos  la ilusión profunda y fuerte,
hacemos naufragar toda avaricia,
bailamos sin cesar y no se advierte,

que el amor siempre está con la caricia,
jugando al porvenir de nuestra suerte,
y haciendo el corro con su actual pericia.





                         O.Z.M.

10 comentarios:

  1. Siempre he admirado tu pericia pero, de un tiempo a esta parte, encuentro tus sonetos más poéticos. Por lo menos a mí me lo parecen. Un saludo desde mi mejana

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes Oligario, llego tarde tras un largo viaje, pero me alegro de poder leer estos dos sonetos que se encadenan en torno a la vida, a nuestros sueños y al amor. Hay que seguir saltando cada piedra para alcanzar la felicidad, y esto es toda una pericia.
    Bravo por tus bellos y certeros sonetos.
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  3. HOLA OLEGARIO: ANTES QUE NADA, AGRADECERTE POR ESOS HERMOSOS SONETOS DEDICADOS A MI CUMPLE NUMERO CINCO.-
    Y FELICITARTE POR ESE TALENTO ESPONTANEO QUE SE TRANSCRIBES EN TUS ENTRADAS.-
    UN GRAN ABRAZO.-

    ResponderEliminar
  4. Siempre me asombras con tus sonetos, será que me voy adaptando a ellos o será que en realidad cada vez son mejores?

    ResponderEliminar
  5. Amigo Olegario, me ha gustado, como siempre, tu poesia y la estrofa ",,,,,que el amor siempre está con la caricia" que bonito, una caricia no necesita palabras para demostrar el cariño.
    A veces estamos tan necesitados de ellas que la echamos de menos.
    Sigue con tu alma de poeta que haces alegrar y llenar de ilusión las nuestras.
    Un fuerte abrazo y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  6. Muy buenos tus versos Olegario, estás tocando el cielo poético con los sonetos que salen de tu alma con un cúmulo de estrellas. Son de una perfección única y haces de tus sentimientos, una vereda por la que es muy fácil caminar y encontrar todo el lirismo que habita en tus versos.

    Un abrazo con alas de felicidad.

    ResponderEliminar


  7. He estado ausente unos cuantos días y el motivo es visible en los blogs…

    El paso de los días se van sucediendo y las heridas abiertas van al encuentro de los medios para ser cicatrizadas, más nunca olvidadas.

    Intento que todo vuelva a la normalidad, pero no puedo ocultar que dentro de mí algo se ha roto dejando un enorme vacío.

    Pero como soy por instinto optimista reanudo las visitas a este tu maravilloso espacio de luz, donde me has tendido las manos continuamente, brindándome el cariño y la mesura de las palabras, que yo siempre he valorado y apreciado, más allá del tiempo y los sentimientos…

    ¡¡Y ante todo, te doy las gracias en gran medida por ayudarme a continuar el camino!!

    Un beso con dulzura

    Y un abrazo con ternura.

    Atte.
    María Del Carmen


    ResponderEliminar
  8. Buenas noches, Olegario.


    Hermosos versos que invitar a soñar

    ResponderEliminar


  9. Hoy han caído perlas de rocío en la ventana de la esperanza,

    Esas perlas son la salud, la paz, el amor y la felicidad

    Y quisiera contigo y mi cariño compartirlas…

    Para disfrutar del fin semana en armonía y con alegría!!

    ❤ ♫ ❤ ♫ ❤ ♫ ❤

    Atte.
    María Del Carmen


    ResponderEliminar
  10. ¡Qué bello es soñar, Olegario!.
    Qué bien lo expresas en tu Poema.
    Un abrazo, Montserrat

    ResponderEliminar